‘What Ever Happened to Baby Jane?’, el horror que traspasó la pantalla grande

Flashbacks de terror es un rincón en donde recordamos a las películas más memorables que marcaron un antes y un después en el cine de terror.

La época dorada de Hollywood vio nacer una nueva generación de actores y actrices que quedaron inmortalizados en la historia del cine, debido a su aparición en las películas más aclamadas de la década. Monroe, Dean, Brando, Dietrich, Bogart y muchos otros se encontraron sumergidos en los flashes de las cámaras y los inagotables cotilleos de la prensa.

Pero a la vez que las jóvenes y atractivas promesas se colocaban en la cima de Hollywood, los estudios y la prensa dejaban de lado a talentos extraordinarios cuyos años de gloria habían quedado atrás. No porque así lo quisieron; es simplemente la cruel broma de Hollywood hacia los actores – y en especial, las actrices – que alcanzan una cierta edad.

Bette Davis y Joan Crawford, dos de las divas más grandes de su generación, pasaban por los peores momentos de su carrera. Ambas habían enfrentado con coraje el paso del tiempo y las tragedias de sus respectivas vidas personales, sin embargo, ya no eran las cotizadas jóvenes que alguna vez fueron, y los roles que les ofrecían eran cada vez más mediocres.

Fue en 1962 cuando Crawford contactó a Robert Aldrich, renombrado director de la época, para dirigir la adaptación de la novela de Henry Farrell, What Ever Happened to Baby Jane? Entusiasmados por el reciente éxito de Psycho (1960), la Warner Bros. apostó en la cinta de terror psicológico de Aldrich, y la misma Crawford sugirió a Bette Davis para el rol de Baby Jane.

Considerada hoy en día como un indispensable clásico de culto, la película sigue a dos hermanas, Blanche (Crawford) y Jane (Davis), rivalizadas desde la infancia, tiempos en los que Jane era ‘Baby Jane Hudson’, una estrella infantil que entretenía a la familias en los teatros más grandes de Los Ángeles. Siempre olvidada por su padre, que prefería a Jane, Blanche trabajó duro para construir una carrera para ella misma y, al crecer, se convirtió en una popular actriz. Jane, sin embargo, fue rechazada por los estudios y obligada a vivir a la sombra de su hermana. Tras un desafortunado accidente, Jane deja a Blanche en silla de ruedas y se ve obligada a cuidarla en casa. No obstante, los años convierten a Jane en una mujer adulta llena de rencores y odio, y está decidida a hacer de la vida de Blanche una pesadilla viviente.

Filmada en un claustrofóbico set en tan solo 21 días, la cinta se convirtió en una de las películas más comentadas de ese año, y se debía en gran parte a la presencia de Davis y Crawford. Si bien los rumores de la rivalidad entre ambas actrices minaron los periódicos durante ese tiempo, las intérpretes aseguraron que no existía dicho enfrentamiento, aunque la verdad se dejó ver claramente más adelante.

Tal vez Davis si pateó a Crawford ‘accidentalmente’ en una de las escenas, tal vez Crawford si utilizó barras de ejercicio para dificultar el trabajo de Davis de arrastrarla de la cama, lo cierto es que la Warner tenía clara sus prioridades; divide y vencerás. Sabían que una pelea de gatas a la vieja escuela le valdría muchos dólares más en taquilla, y las actrices cayeron de lleno en la trampa de los productores, quienes tomaron ventaja de los celos mutuos entre ellas y las manipularon a su voluntad.

La cinta recibió cinco nominaciones al premio Óscar, la noche en la que la enemistad entre ambas tuvo su apogeo. La Academia decidió nominar solamente a Davis como Mejor Actriz, su décima nominación, que de ganar, se convertiría en la primera intérprete en ganar tres estatuillas. Frustrada, Crawford contactó a todas las demás nominadas para solicitar recibir el premio en su lugar en caso de que Davis no ganara. El Óscar finalmente fue para Anne Bancroft, y Crawford lo aceptó con muchas luces.

Con rivalidad o no, What Ever Happened to Baby Jane? es una película actuada a la perfección. Cada escena entre Crawford y Davis es material artístico invaluable, y la dirección de Aldrich hace explotar aún más a fondo el talento de ambas actrices, explorando con profundidad la visceral vorágine de horror en la que Blanche va cayendo al mismo tiempo que Jane se pierde en el vacío astral de un pasado que no volverá jamás.

Particularmente, la escena en la que Jane observa en su reflejo en el espejo, es una de las escenas más crueles y conmovedoras que he visto en el cine. Jane está sola, delirando los vestigios de una fantasía que le fue arrebatada, cuando cae en la cuenta de que su rostro ha cambiado. Está lleno de arrugas. Horrorizada, sucumbe al llanto. La magistral actuación de Bette Davis en esta escena representa la barrera de edad que enfrentan las actrices, una vez que dejan de ser jóvenes y hermosas. Sin embargo, es una prueba de que al perder esa llamada belleza superficial, podemos apreciar el verdadero talento recogido con los años de experiencia, algo que para mí es y siempre será algo muy importante.

Por último, es necesario señalar el legado de What Ever Happened to Baby Jane?, que inició un subgénero que encuentro fascinante, en el que actores y actrices de renombre estelarizan cintas de género, como un pequeño recordatorio de que sus días de gloria han pasado pero su talento sigue intacto; Christopher Lee, Anthony Hopkins, Jamie Lee Curtis y Jessica Lange se encuentran entre ellos. Curiosamente, esta última interpretó a Joan Crawford en la miniserie de FX Feud: Bette and Joan (2016), una crónica sobre la rivalidad de las actrices, con Susan Sarandon en el papel de Davis. Cuando preguntaron a Sarandon sobre su opinión el tema ella respondió que era evidente que el estudio quería rivarlizar [a Joan Crawford y Bette Davis], porque «unidas, las mujeres somos demasiado poderosas».

Y es que como Blanche y Jane, todo aquel horror entre Crawford y Davis fue simplemente algo que salió de su control, un cruel juego de manipulación ejercido por hombres ambiciosos, y nos hace preguntar que si de haberlo sabido, Davis repetiría a Crawford las palabras de su personaje: «¿Quieres decir que todo este tiempo podíamos haber sido amigas?».

Acerca de Maximiliano Núñez 99 Articles
Escritor ocasional, aficionado al arte y amante del cine independiente.

1 Comentario

Deja un comentario :D