‘Su Casa’ es una espeluznante película de terror social sobre la experiencia inmigrante

En Su Casa, el debut como director de Remi Weeks, nunca vemos la raíz del horror que acecha a los refugiados Bol y Rial tras conseguir una casa temporal en Inglaterra, pero en todo momento se siente como que algo espera para destruir por completo cualquier atisbo de esperanza de un mañana mejor para ambos. Ese tormento que escudriña es todo lo que dejaron atrás, pero que los acompaña siempre en recuerdos difíciles de ignorar, la vida que llevaban en Sudán en medio de un escenario bélico desolador para cualquier clase de futuro. Cuando el director mantiene a los demonios al borde del plano y deja que la oscuridad sea la tortura de sus protagonistas es cuando la película demuestra su fuerza, estableciéndose como un aterrador relato acerca de la experiencia inmigrante en su forma más enloquecedora.

Es por eso también que, como la mayoría de las películas de terror contemporáneas, es menos efectiva cuando acude a los clichés del género. Las figuras que aparecen detrás del protagonista que está en el medio del plano; los brazos que salen de la pared; los típicos jump-scares, marcan los momentos débiles de una película que se posiciona como un título de terror social y político excepcional. Sope Dirisu y Wunmi Mosaku llevan al frente el inquietante viaje fotografiado por Jo Willems, que eleva el suspenso con un acompañamiento visual surrealista donde la negrura representa aquello que los empuja al borde de la locura. El trabajo de fotografía es esencial porque esa ausencia de luz no es solamente alegórica, sino que consolida un trabajo de escenografía sobrio, con ambos personajes viviendo en una casa maltrecha que no cuenta al principio con una iluminación artificial.

Es una buena excusa para sazonar con ingredientes de terror sin que se sientan forzados, aunque son esos mismos elementos genéricos los que merman el efecto de la narración. Por el contrario, hay momentos de horror onírico que funcionan mejor evocando la psicología fracturada de la pareja, especialmente la de Bol, que es un hombre típicamente dominante y al principio niega que los incidentes sean de naturaleza sobrenatural. Lo interesante de la historia es que no encara solamente lo que sufren tratando de adaptarse a su nuevo hogar, sino que ambos arrastran la muerte reciente de una hija, lo que hace que acostumbrarse al nuevo territorio sea todavía más complejo. Además de eso, se va revelando un suceso pasado relacionado a esa tragedia, y que constituye una acción reprochable para cualquier persona en muchas circunstancias, pero que no es fácil juzgar en el caso de ellos, teniendo en cuenta todo lo que sufrieron hasta entonces.

Hay otros elementos sociales, como la discriminación, que forman parte de la trama, pero en dosis más pequeñas, lo suficiente como para incomodar, aunque no para ahondar. Tras la llegada son acomodados por Matt Smith, que interpreta a un empleado del gobierno encargado de ubicar a refugiados, y que supone una figura empática pero encasillada dentro de sus protocolos. Parece que está dispuesto a ayudarlos, pero solo puede accionar de forma limitada, por lo que el guion aprovecha para hacer una crítica a la burocracia en relación con los inmigrantes. Hay otros dos momentos en que Bol y Rial interactúan con habitantes del barrio donde residen, pero esos intercambios son incómodos, y demuestran el prejuicio que muchos deben soportar tratando de aclimatarse a sus nuevos hogares.

El resto de la película es enteramente acerca de la angustia de estar aislados en un nuevo lugar, por más que implique una oportunidad de empezar una vida fuera de la guerra, ya que ninguno de los dos se encuentra libre de padecimientos mentales. Actoralmente es impecable, y tanto Dirisu como Mosaku convencen en todas sus facetas (aunque el guion no es tan sólido en diálogos, especialmente cuando se comunican en el idioma natal de ambos, ya que recurren a aclaraciones en inglés mal ejecutadas). Weekes entrega un film de terror inglés que expone las consecuencias psicológicas de la guerra en inmigrantes, y explora efectivamente los devastadores efectos que tienen las decisiones lamentables que se pueden tomar en las situaciones más desesperadas.

Acerca de Emmanuel Báez 2717 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D