‘Alicia a Través del Espejo’, secuela que se olvida de asombrar

alicia

La ausencia de Tim Burton en la silla de director hizo que Alicia a Través del Espejo sea una secuela más colorida, un poco más despierta, y menos deprimente, pero eso no la convierte para nada en una película que pueda recomendar porque sigue siendo un producto corporativo masticado y escupido sin ninguna fuerza creativa más allá del apartado técnico que está mejor trabajado, haciendo que la película resulte más atractiva a la vista. Hay algunos momentos simpáticos, mayormente gracias al trabajo de Sacha Baron Cohen, pero fuera de eso no es más que un despliegue de efectos visuales sobrios sin ningún corazón.

James Bobin toma las riendas luego de haber dirigido las dos películas de los Muppets, y eso fue lo que más me interesó de esta propuesta, ya que los Muppets regresaron con mucha energía gracias a ese musical alegre y lleno de nostalgia. Esta nueva aventura de Alicia carece de todo eso, y lo poco que vale la pena rescatar no es suficiente para redimir el resto del producto, que tendría que haber sido mejor pensado después de tanto tiempo de distancia entre esta y la anterior película.

La trama sigue a Alicia (Mia Wasikowska) un par de años después, siendo capitana de un barco que regresa a tierra luego de mucho tiempo, provocando la ira de sus empleadores y de su propia madre. En medio de una gran decepción que la obliga a alejarse de la libertad que conoció en alta mar, Alicia es empujada de vuelta a Infratierra, donde descubre que el Sombrerero (Johnny Depp) está en problemas, por lo que su ayuda es vital. El Sombrerero le cuenta acerca de sus padres, que fallecieron como venganza de la Reina Roja (Helena Bonham Carter), aunque él cree que en realidad siguen vivos.

Esta revelación hace dudar a Alicia de su propia amistad, algo que no cae bien al Sombrero, pero luego se embarca en la aventura de encontrar las respuestas y ayudar a su amigo a recuperar su energía. La aventura en este caso es hacia el interior de un submundo donde vive Tiempo (Baron Cohen), la personificación misma que carece de sentido del humor y vive bajo estrictas reglas para mantener el orden de la vida y la muerte. Es un buenísimo concepto que está llevado a bajo con gran ingenio y una buena interpretación por parte del comediante, que forma parte de lo poco que le da valor a la obra. El casting nunca fue un problema con esta, ni con la anterior película, pero a pesar de toda la magia visual, el guion no consigue interesar en lo más mínimo.

Eso ya es mucho decir para mí, que tengo una atracción natural hacia las historias que involucran viajes en el tiempo. En esta ocasión, Alicia hace uso de la Cronoesfera, un dispositivo que le permite viajar en el tiempo para tratar de salvar a los padres del Sombrerero, aunque en el viaje descubre que es imposible alterar lo que ya sucedió. La película sigue jugando con conceptos realmente geniales, presentándolos mediante trabajos de efectos impresionantes, como el “mar del tiempo”, donde Alicia navega eligiendo la época en la que buscará respuestas. Su atrevimiento hará que Tiempo la persiga y que el tiempo mismo empiece a resquebrajarse, algo que es demasiado para un personaje como el Sombrerero que no es tan interesante si no fuera porque es Johnny Depp haciendo de las suyas. Por otro lado, resulta bastante tierno escuchar a Alan Rickman por última vez, como la voz de Absolem.

Para haber creado todo un mundo de fantasía, con una atención al detalle verdaderamente encomiable, Alicia a Través del Espejo no es un deleite para la imaginación como tendría que serlo. Son solamente secuencias de gran porte técnico que se suceden una detrás de otra sin sustancia alguna. A menos que les interese conocer el origen del Sombrerero, dudo mucho que encuentren algo que los haga sucumbir ante tanta producción. Es una simpática odisea a un mundo que en teoría es maravilloso, pero que en la práctica no es más memorable que otros viajes que Alicia ya realizó en el cine en el pasado.

Acerca de Emmanuel Báez 2660 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D