‘Sound of Metal’, un drama excepcional que explora la pérdida y el cambio

[Disponible en Amazon Prime Video]

Darius Marder dirige por primera vez un largometraje de ficción, lo cual es sorprendente considerando la calidad técnica y artística que despliega en Sound of Metal. Es interesante el nombre del título, porque si tuviera que describir la sensación que me causó esta película, serían esas palabras con exactitud: el sonido del metal.

Riz Ahmed es un actor que ya tiene suficientes créditos como para ser llamado ‘una revelación’ por este filme, pero su trabajo merece el mismo o más crédito. Él interpreta a Ruben, un baterista que comienza a perder el sentido de la audición. Firme en su determinación de no quedar permanentemente sordo, Ruben y su novia Lou (Olivia Cooke) recurren a un hombre llamado Joe (Paul Raci), quien lidera una pequeña comunidad de sordos, con la esperanza de que ambos puedan recuperar su vida anterior al incidente de Ruben.

Por supuesto, tratándose de una película sobre la adaptación al cambio, Sound of Metal es consciente de la importancia de contar este tipo de historias sobre personas que llevan una vida diferente. Gran parte del elenco pertenece a la comunidad sorda, y Riz Ahmed se comprometió de lleno a su personaje; aprendió a tocar la batería y el lenguaje de señas estadounidense. Es fascinante ver la dinámica entre estas personas, que no permiten que su aparente discapacidad les impida vivir una vida plena y feliz.

Ahmed lidera la película con una actuación honesta y extraordinaria, la mejor de su carrera hasta el momento. Su talento ya había sido notable en Nightcrawler (2014) y la aclamada miniserie The Night Of (2016), pero nunca lo habíamos visto de esta manera, tan convincente y vulnerable. Olivia Cooke es también igual de buena en un emotivo papel que le queda a la perfección, y cuyo personaje personifica todo aquello que representa una vida ‘normal’ en la visión idealista de Ruben.

Aparte de las actuaciones, quizás lo mejor de Sound of Metal es su diseño y edición de sonido. Pocas veces el cine se vio favorecido de esta manera por un sonido casi experimental, que es capaz de causar tanto desesperación como tranquilidad, depende del momento y la situación en que se presenta. La fotografía de Daniël Bouquet es muy estilizada, captura los momentos íntimos a la perfección y balancea los colores para brindar una sensación –que no puede ser descrita de otra forma– metálica. 

El director Darius Marder es alguien a quien la escena independiente tendrá muy en cuenta a partir de ahora. Tras su paso por festivales, no dejó nada más que elogios, todos ellos merecidos. Sound of Metal deslumbra por su calidad actoral y cinematográfica, recordándonos el poder del sonido en el cine para crear una experiencia excepcional.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 2 Promedio: 5
Acerca de Maximiliano Núñez 141 Articles
Redactor y crítico de cine. Amante del cine independiente.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D