‘¿Quién mató a los Puppets?’ divierte a medias con una genial premisa

Todo el atractivo de The Happytime Murders se vende en la pregunta de ¿cuándo fue la última vez que vieron algo así?, ya que la respuesta será en una gran mayoría «nunca» o Meet the Feebles, aunque fuera de las pantallas de cine la premisa de «marionetas» para mayores de edad no es tan inusual como uno se imaginaría (Achmed el Terrorista nunca pasa de moda). Sin embargo, la verdadera pregunta de esta película dirigida por Brian Henson (hijo de Jim Henson) es qué tanto funciona el chiste durante una hora y media, y la respuesta es bastante irregular, aunque igualmente divertida. De hecho, hay dos estilos diferentes en la película y son demasiado específicos, pero se complementan bien para el tipo de propuesta que trabajaron.

Por un lado, está lo que me gusta llamar ahora «comedia de Melissa McCarthy«, que es un humor tipo slapstick moderadamente histriónico que la actriz vino construyendo desde Bridesmaids. Es un humor bien consciente que tiene sus obvias limitaciones, pero que McCarthy puede transformar dramáticamente de forma verosímil, y que creo no recibe tanto crédito como merece. Me declaro seguidor. Por otro lado, está la obvia comedia de tener a «marionetas» viviendo con humanos en una sociedad donde estos seres son denigrados por su naturaleza, mientras que en el fondo solamente buscan ser aceptados para poder convivir en armonía. Estos «puppets» se comportan como cualquier persona, y durante un rato es sumamente divertido dejarse llevar por la imaginación de Henson y compañía, quienes crearon todo un submundo donde los mismos existen prácticamente sin reglas, marginados, sobreviviendo a la puppetfobia descontrolada.

La trama sigue a la detective Connie Edwards (McCarthy), que se ve obligada a trabajar con el detective privado Phil Phillips, un puppet que solía ser su compañero en la fuerza policial hace un par de décadas, pero que luego de un incidente que terminó en la muerte accidental de otro puppet, se vio forzado a abandonar el trabajo, avergonzando a la mayoría de los de su especie que buscaban formar parte de la comunidad. Ambos tendrán que dejar a un lado sus diferencias y colaborar para encontrar a un misterioso asesino que está despachando a los miembros de una vieja serie de televisión llamada The Happytime Gang, que mantiene a toda la comunidad puppet en zozobra.

Si ya vieron un buddy-cop, ya los vieron casi todos (el guion está firmado por Todd Berger, que parece haber visto solo dos o tres). Ambos siguen las pistas y se acercan a descubrir al responsable, mientras que trabajan en los problemas personales que siguen arrastrando y tienen que ver con la relación que alguna vez tuvieron. La diferencia es este escenario bastante disparatado en el que las marionetas que conocemos más gracias a los Muppets o series similares pueden llegar a ser tan vulgares e incorrectos como cualquier persona, y el chiste se exacerba con pequeños detalles realmente dementes como la posibilidad de la existencia de la pornografía puppet o el hecho de que la droga de preferencia sea el azúcar, por lo que resulte bastante fácil encontrarse con uno que esté bien colocado. El problema es que es ahí donde termina la creatividad, y la película se mantiene fija en el terreno del buddy-cop más genérico posible, sin ninguna otra inventiva que pueda utilizar la premisa para algo más interesante.

Con una narración tipo cine noir (sin nada de la fotografía o la narrativa del cine noir) por parte de Phillips, la película resulta decente durante toda la historia, aunque se escapa levemente de lo predecible en lo que respecta a la trama detectivesca. McCarthy sigue estando genial, y el elenco humano se ve reforzado con la brillante y poco apreciada Maya Rudolph, y la talentosa y sutil Elizabeth Banks. El elenco puppet pasa casi desapercibido, aunque destaca un personaje en particular solo por una oscura y simpática referencia a Basic Instinct, que es algo de lo que podrían haber metido más para darle algo más de sabor a un guion ligero que desaprovecha una premisa con mucho potencial.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 0 Promedio: 0
Acerca de Emmanuel Báez 2649 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D