‘Ninjababy’ es una enternecedora comedia sobre un embarazo joven no deseado [SXSW 2021]

Cobertura del Festival de Cine SXSW 2021.

Rakel es una joven de 23 años que descubre que está embarazada de seis meses. Todo el tiempo estuvo con pastillas anticonceptivas y su período llegaba con cierta regularidad, aunque su despreocupación fue el factor más importante que hizo que no notara los cambios en su cuerpo. Es una joven inteligente y muy talentosa, pero los últimos meses fue una época de mucha fiesta y descontrol. La comedia noruega dirigida por Yngvild Sve Flikke presenta una situación bastante inusual y lo condimenta con elementos sardónicos muy peculiares que hacen que Ninjababy sea una propuesta más que memorable.

Con la actuación principal de Kristine Kujath Thorp como Rakel, la película sigue el camino de muchas comedias convencionales, pero sus toques originales son especiales. Por un lado, el personaje titular se le aparece como un feto de caricatura con un antifaz y comienza a hablarle sobre lo que le espera como mamá. Estas conversaciones imaginarias conforman gran parte de la comedia de la película y al mismo tiempo establecen la personalidad de Rakel, que no se siente nada lista para ser madre y su única intención es darlo en adopción.

Los problemas se juntan cuando la joven se empieza a enamorar de Mos (Nader Khademi), su profesor de defensa personal que reaparece en su vida luego de haber tenido una noche candente con él hace unos cuantos meses, haciendo que inicialmente piense que se trataba del padre. El verdadero padre es Dick Jesus (Arthur Berning), un conocido que no tiene un rumbo fijo en la vida pero que sí tiene dotes especiales que hacen que sea muy difícil negarse cuando hay invitación para un encuentro sexual.

Finalmente está Mie (Silya Nymoen), a quien Rakel le ofrece su futuro bebé para adopción ya que estaba intentando quedar embarazada desde hace rato con su pareja, sin conseguirlo, y Rakel confía en que el niño o la niña estarán bajo buen cuidado. Solo hay unas cuestiones legales que hay que revisar, además de dos hombres interesados en estar junto a ella de una buena forma, lo que duplica la complicación.

A pesar de los conflictos, la directora encara la problemática con ternura, manteniendo un balance tonal que hace que la trama sea compleja sin ser densa, además de divertida sin ser irrespetuosa. Cuando es necesario, el guion profundiza en la psicología de Rakel y se enfoca en sus complicados sentimientos. Después de todo, se trata de una joven que apenas tiene dos o tres meses para lidiar con el hecho de que será mamá, aunque no tiene intención de serlo, y todos los cambios físicos que está atravesando la llevan a despotricar contra la sociedad patriarcal que no es considerada con el sufrimiento femenino.

Todos los elementos en Ninjababy están bien presentados, y el resultado es una historia enternecedora sobre maternidad y juventud femenina que jamás juzga a su protagonista sino que la presenta con virtudes y debilidades. La mirada de la directora está cargada de empatía, y la interpretación de Kristine es encomiable en todas sus facetas, pero es la voz y el simpático diseño del «bebé ninja» (apodado así por su hilarante capacidad de haberse aparecido de la nada) lo que termina de agregar esa cereza especial a una historia alegre y dulce.

Acerca de Emmanuel Báez 2754 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D