‘Luchando con mi familia’, una película motivadora que rompe estereotipos

Basada en una historia real, Luchando con mi familia es una divertida comedia dramática que ahonda en el mundo de la lucha libre, a través de las vivencias de Paige como ex estrella de la WWE, derribando todo tipo de estereotipos. Escrita y dirigida por Stephen Merchant, la cinta retrata a una familia proletaria del Reino Unido que ama y se desvive por el deporte, organizando combates en lugares de bajos presupuestos para sostenerse económicamente.

En ella descubrimos a Paige, una adolescente británica que no tiene otra salida más que iniciarse en las competencias porque toda su familia lo hace. Pero a medida que avanza la trama, ella demuestra que eso es lo que realmente quiere hacer por el resto de su vida.

Lo que al principio se dibuja como una simple comedia más, se va fortaleciendo con un drama y los altibajos de los personajes que van apareciendo. La película gana fuerza cuando a Paige, ya crecida, se le presenta una increíble y única oportunidad: la invitación para formar parte de la WWE, una de las compañías más importantes de lucha. Es en ese momento que se pone a prueba el lazo familiar y el temple de la protagonista, quien también se «enfrenta» a sus miedos.

Pero aquí no solo conocemos a los Knight, sino cómo se desarrolla el mundo del combate más allá del show y el espectáculo, mostrando el lado humano y todo lo que conlleva prepararse para cada pelea, sin dejar de lado el humor. Igualmente, el empoderamiento femenino se hace presente. El filme hace una alegoría a la mujer como luchadora profesional, ya que en la vida real Saraya-Jade Bevis (Paige) se encargó de derribar prejuicios hacia las congéneres que practican el deporte. Con su estilo «glampire», con ropa negra y una actitud anti-diva fuera del molde de porrista, ella se abre paso ante todo.

Con un elenco liderado por Florence Pugh, Lena Headey, Nick Frost y Vince Vaughn, además de Dwayne Johnson, que también es el encargado de producir esta magnífica cinta, haciendo también apariciones en la misma. Y era de esperarse la mano de «La Roca», porque ¿quién mejor para entender la historia que un exluchador?, que además tiene sobrada experiencia en el cine.

Luchando con mi familia es una gran historia de superación, un recuerdo de que los sueños están para cumplirse, que no debemos darnos por vencidos y, sobre todo, que debemos mantener nuestra esencia sin olvidar quienes somos ni de donde provenimos. Una película apta para todo público, sin importar cuanto conozcamos de este deporte.

Acerca de Sonia Montiel 2 Articles
Periodista. Community Manager. Amante del cine y las series.

1 Trackback / Pingback

  1. ‘Luchando con mi familia’, una película motivadora que rompe estereotipos — Cinéfiloz – “Vivir la vida como en una película”

Deja un comentario :D