‘La Casa Lobo’, macabra e hipnotizante animación stop-motion desde Chile

Los primeros minutos de La Casa Lobo se presenta como un prólogo narrado por el líder de una comunidad alemana en el Sur de Chile, la cual viene sufriendo supuestas calumnias por parte de personas que poco o nada conocen realmente sobre este grupo de inmigrantes y el asentamiento que conforman. El representante de «La Colonia» describe el estilo de vida de los habitantes, mencionando sus proezas y justificando sus costumbres sociales, presentando finalmente una película destinada a mostrar la verdad acerca de cómo viven, haciendo uso de unas palabras que vaticinan un relato propagandístico, tratando de ignorantes a quienes tienen una opinión negativa, y calificando de «horribles rumores» a las consideraciones emitidas por los forasteros.

Lo que sigue es un relato contado con la técnica de la animación stop-motion, pero alejado del estilo más tradicional de estudios como Laika o Aardman. Los directores Joaquín Cociña y Cristóbal León tienen un acercamiento más artesanal, usando los espacios de una casa en tamaño real como escenario para un estilo muy particular que puede parecer sucio o poco trabajado, pero que responde a la naturaleza de la historia que cuentan. Inspirada en los casos de torturas de la Colonia Dignidad en Chile, la trama sigue a una chica llamada María, que escapa de la Colonia y se refugia en una casa con dos cerditos, y permanece allí esperando que el lobo que la persigue no la encuentre para obligarla a retornar a sus faenas en la comunidad. La voz de María es el primer punto de tensión de la obra, ya que se percibe en su entonación el miedo que siente al principio, y la vulnerable esperanza que le sigue una vez que va pasando el tiempo.

Lo que hace que la película se destaque dentro de lo que es la animación stop-motion tiene que ver con lo artesanal de su ejecución. Al comienzo, María aparece como una pintura en las paredes de la casa, y así también los objetos que se encuentran en la primera habitación del refugio. Luego se transforma en un ser tridimensional, y en cada movimiento se ven tanto las cintas que la sostienen como los colores de las partes que la forman. La cámara de Cociña y León no permanece en un mismo lugar durante más de un cuadro, y no recurre jamás a un fundido a negro, formando sus elipsis mediante la transmutación del escenario. Estos cambios son sutiles, como girar la cámara sobre su eje para revelar otro espacio, y luego más elaborados como la modificación entera de un decorado en el mismo campo visual, ladrillo por ladrillo, baldosa por baldosa. La minuciosidad del trabajo es innegable y amerita pausas y repeticiones para una justa apreciación.

La odisea de María se va tornando más sombría cuando reaparece la voz masculina que relata su misma historia, revelando también que se trata del lobo de quien ella busca escapar. De manera gradual, los escenarios van pintándose con más colores oscuros y las figuras adquieren formas más tenebrosas. El sonido que acompaña a las constantes transformaciones de los escenarios realza la fuerza simbólica del relato, que manifiesta mediante trazos siniestros la psicología agrietada de María e invita a reflexionar sobre las razones de su huida. La voz de líder de la colonia se escucha a veces con un eco, sospechándose un motivo ulterior a sus palabras benevolentes. En otros momentos parece perder la paciencia y adquiere un tono más autoritario, dejando de lado su falsa fachada.

Si bien la película apenas pasa de los 60 minutos, sí demanda de cierta paciencia que es premiada con una notable demostración de ingenio y audacia por parte de los directores. La técnica no da espacio a mucho respiro y, si bien esa falta de descanso puede resultar frustrante en su repetición, la intención de los realizadores es bastante clara y fiel a su propósito inicial, contando una situación histórica de un contexto macabro de una forma admirable y singular.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 0 Promedio: 0

 

Acerca de Emmanuel Báez 2649 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D