‘Han Solo’ es secundario en su entretenida historia de origen

Es algo extraño hablar sobre la película de origen de Han Solo. Es esencialmente una historia innecesaria y la película responde preguntas que realmente me interesan poco o nada, pero igualmente resultó ser una obra divertida. Al mismo tiempo tiene elementos geniales que valen mencionar, pero finalmente la película se desvanece de la memoria sin mayores consecuencias. Tal vez sea producto del caos detrás de cámaras con el despido de los directores Phil Lord y Christopher Miller, y la llegada de Ron Howard para encaminar de vuelta el producto por el camino que Lucasfilm y Disney habían planeado desde el principio, o quizás sea simplemente que no había forma de darle al personaje una aventura que demostrara el quid de su naturaleza indiferente en la primera película de Star Wars, estrenada ya hace más de cuarenta años. Es una suma de todo eso y más, definitivamente, lo que hace de esta una de las películas menores de toda la saga.

Vale empezar respondiendo algunas de las preguntas que sí merecen atención, empezando por la injusta mala prensa que recibió Alden Ehrenreich durante la filmación de la película. El actor hace suyo al personaje de Solo, desplegando una ingenuidad convincente y exudando carisma en desarrollo, y eso es suficiente porque no es para nada el mismo personaje que conocemos de antes. Parece haber estudiado a Harrison Ford, pero no cae en intento de imitaciones sino que canaliza lo aprendido bastante bien. El problema, como casi todo en la película, es que hay poco en él que se destaque porque el guion mismo de Lawrence Kasdan y Jonathan Kasdan no busca para nada ahondar en el personaje sino que lo arrastra de una misión a otra, con descansos superficiales donde realmente no lo conocemos como merece.

Ahí es donde la película sí convence, y ahí es donde entra Ron Howard a hacer lo suyo. La película relata como Solo formó parte de un grupo criminal en sus primeros años de juventud, usando sus habilidades como piloto para tratar de conseguir suficiente crédito para poder volver a su planeta de origen, donde se encuentra una chica que no pudo escapar con él de las fauces de la fuerza imperial local. Eso lo convierte básicamente en el personaje secundario de toda la odisea, en el que resaltan todos los demás que van apareciendo, desde Woody Harrelson como el líder del grupo, hasta Paul Bettany como Dryden Vos, que se suma a la lista de villanos prescindibles que Hollywood no puede evitar en las grandes producciones y que después de Thanos en Avengers: Infinity War (y recalco que hablo específicamente de las producciones tanques, los «tent-poles», que son mucho más que simplemente películas), hacen que las películas vayan sintiéndose cada vez más anodinas.

La seguidilla de personajes que van apareciendo en la película llegan a su clímax con Donald Glover como Lando Calrissian, en una de las mejores decisiones de casting de Lucasfilm desde Ewan McGregor como Obi-Wan Kenobi. Glover interpreta así a un joven Lando que se pasa de mesas de juego en mesas de juego, acompañado de su fiel robot L3, interpretada por Phoebe Waller-Bridge también con una energía desbordante. Por supuesto, este es el Lando que posee el Millennium Falcon, que parece haber sido recién construido porque se ve blanco en las paredes y lustroso en los pasillos, algo que jamás se había evidenciado antes (Solo tal vez sea un gran piloto, pero definitivamente nunca tuvo al Falcon en tan buen estado). La química entre estos dos personajes amerita una historia propia, pero con Lando al frente y al centro. El carisma de Glover es innegable y su versatilidad lo hace idóneo para el rol. También me hizo acordar de cuando el actor se puso a sí mismo en el spotlight buscando interpretar a Spider-Man, y este es un trabajo más que hace desear que lo hubiera conseguido.

Por otro lado está Emilia Clarke como Qi’ra, el interés amoroso de la historia y que solamente sirve ese propósito, por más que el guion intente darle algo más de peso. Lo bueno de Clarke, en esta ocasión, es que no resulta ser insustancial como en sus otros trabajos en la pantalla grande. Siento algo de lástima por la actriz, que no puede desprenderse de la monotonía de su personaje en Game of Thrones, aunque la uniformidad del personaje de Qi’ra se aprovecha de ello y, con una dosis de simpatía (algo que sí le sale bien), hacen que su presencia sea pasable. Claro que la mayoría más uno estará acá porque quieren saber qué tal la relación de Solo con Chewbacca, y me alegra decir al menos eso sí resulta interesante, en especial por la introducción del peludo Wookie cuya única extensión en toda la historia de Star Wars se reduce al infame especial de Navidad. Aclaro que esta película no le da ninguna clase de trasfondo, pero su aparición supone la única decisión en todo el guion que puede catalogarse como algo parecido a un riesgo, y lo hacen bien.

Finalmente, la película de origen de Han Solo se conforma lo suficiente de secuencias de acción muy bien elaboradas y ejecutadas como para que importe nada más. Los setpieces son variados y en la mayor parte del tiempo emocionan, sin ser jamás emotivas (aunque lo intentan). Cuando alguien llega al final de su recorrido en el guion y se va con un estruendo, es visualmente atractivo porque apenas llegamos a conocer lo suficiente a nadie en esta historia. Y Howard lo sabe. Todo el equipo lo sabe. Hicieron un western galáctico a la vieja escuela, donde lo que emociona son los enfrentamientos con blásters y los largos viajes a caballo… ehem, a bordo del Millennium Falcon, aunque al final de la aventura no valga la pena recordar el nombre de nadie. Eso sí, no faltan los innecesarios guiños a personajes de otros lados que son tan inconsecuentes como son absurdamente inevitables.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 10 Promedio: 3.2

Vean también la videoreseña:

Acerca de Emmanuel Báez 2648 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D