‘First Date’ divierte con una comedia criminal disparatada [Sundance 2021]

FESTIVAL DE CINE DE SUNDANCE 2021

Courtesy of Sundance Institute.

Cobertura del Festival de Cine de Sundance 2021.

No se puede minimizar el efecto positivo de una buena ejecución, por más que al análisis minucioso uno pueda ver trazos de otras obras en una película entretenida. En First Date, un joven acepta salir de su caparazón de timidez para invitar a una vecina a salir, pero su inseguridad lo lleva a comprar un automóvil viejo para tratar de impresionarla. El problema está en que el vehículo que adquiere resulta ser el centro de una pequeña empresa de tráfico de cocaína y hay varias partes interesadas en llegar al producto, que se encuentra escondido debajo de los asientos del auto. Así es como lo que tendría que ser una primera cita inocente se termina convirtiendo en una aventura donde la muerte acecha en cada esquina, aunque lo hace con la picardía y sonsera de una comedia de misterio bastante divertida.

La película es el debut de los guionistas y directores Manuel Crosby y Darren Knapp, y en ella se pueden ver otros títulos similares como Date Night o Game Night. Lo que hace que se destaque -aparte del claro espíritu indie-, es que los realizadores juegan con varios géneros, paseándose por la comedia, el drama, y el thriller, ubicando a sus protagonistas en medio de una persecución criminal sobrecargada de personajes que tienen un nulo desarrollo, pero que son funcionales a la trama. Algunos de los personajes que intervienen fueron sacados del archivo del cliché, desde los matones idiotas que solo meten la pata, hasta los policías involucrados, o el típico mejor amigo charlatán que habla como si estuviera disparando una ametralladora. Sin embargo, todos lo interpretan con soltura y un timing cómico bien trabajado.

La fórmula de las comedias de situaciones absurdas se sigue al pie de la letra, pero la ejecución del dúo está en perfecta sintonía con el guion y la intención general de la obra, que no padece de ambición de debutantes sino más de ejercicio y homenaje. Claramente trabajando dentro de un presupuesto limitado -se nota particularmente en varias escenas de accidentes-, aunque se siente como si la mayor parte de lo financiado lo reservaron para un tiroteo espectacular filmado con sobriedad, y que no tiene nada que envidiar a secuencias similares en producciones de mayor factura.

Los jóvenes Tyson Brown y Shelby Duclos convencen como una pareja atípica, y es evidente que no tienen la edad que aparentan, pero la química se siente en la incomodidad de ambos, y eso hace que uno quiera verlos juntos al final de todo el embrollo. También con una obvia inspiración en el cine de Guy Ritchie -no la dirección, sino el estilo de comedia-, la película finalmente conquista a través del humor ágil, simple, y que tiene mucho que ver con la diversidad de personajes que conforman los distintos grupos interesados en el premio. No tiene mucho que ofrecer más allá de eso, pero en eso sale bien parada.

Acerca de Emmanuel Báez 2738 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D