‘El Legado del Diablo’, aterradores secretos de familia

CRÍTICA CON SPOILERS

En el auto de vuelta a casa tras ver Hereditary estaba repasando los detalles de la película y me percaté de que definitivamente requerirá múltiples visionados, no solamente porque la experimenté con dolor en el cuello de tanta tensión, sino porque el guion de Ari Aster está repleto de detalles que van anticipando los siguientes actos con gran inteligencia, escapando a las convenciones del género de terror con éxito mientras construye un nuevo estilo más inclinado al arthouse. Sin embargo, al mismo tiempo ofrece una trama un poco más convencional, haciendo una película que es a la vez accesible a un público más amplio y estupenda para los que prefieren algo más atmosférico, muy al estilo de The Witch. A eso hay que sumarle la actuación de Toni Collette, que eleva el material con una interpretación abrumadora que no será olvidada fácilmente, y la dirección de Aster que revela a un artista realmente interesado en calar lo más profundo posible en la psique humana, y provocar algunas pesadillas en el camino.

Lo que hace que la película sea tan penetrante es que en el núcleo es un drama familiar. La trama inicia con la muerte de la abuela de la familia y cómo su hija, Annie, lidia con su partida tras una vida marcada por una relación tortuosa. Su fallecimiento afecta de distintas formas a todos los miembros de la familia, aunque la que más parece afligida es Charlie, la hija de 13 años de Annie, quien había crecido casi más cercana a su abuela que a su madre. Al principio, parece simplemente como que la abuela pudo tener con la nieta la relación que nunca tuvo con su hija, pero rápidamente se va vislumbrando una conexión más tenebrosa, ya que la actitud de Charlie va descomponiéndose paulatinamente. Los que parecen menos afectados son Peter, el hijo mayor, y Steve, el marido de Annie, que la ayudó bastante a mantener una distancia con la matriarca de la casa para que el caos no domine el lugar.

Milly Shapiro interpreta a Charlie, y es un descubrimiento extraordinario. Tiene una fisonomía particular que hace evidente que el casting fue por ese lado, con una intención de presentar a una nueva posible niña de terror, que es uno de los elementos más gastados del género. Sin embargo, la película hace algo impensado con su personaje al final del primer acto, en uno de los momentos más sorprendentes del año. Luego de establecer que la misma está comportándose de manera extraña y que definitivamente hay una presencia sobrenatural en la casa que está afectándola solamente a ella, la misma fallece decapitada en un accidente automovilístico cuando su hermano la lleva a urgencias debido a una alergia. Es una de las secuencias más desgarradoras e insólitas que se vio en el cine en mucho tiempo, y la ejecución es brillante en todo sentido. Ahí también vale aplaudir de pie a Alex Wolff, cuya interpretación es igualmente intensa como el hermano mayor, en especial porque pasa a convertirse en el foco de la película a medida que avanza la trama.

Con el drama familiar acentuado a niveles incomprensibles, el director va elevando la tensión sin caer por completo en el territorio típico de cualquier película de terror, también porque mete en la mezcla una conversación acerca de los horrores de la salud mental y como pueden afectar a la descendencia de muchas formas. Collette es una verdadera fuerza de la naturaleza que transmite todas las emociones posibles de una madre destruida y todo lo que es capaz de hacer al intentar seguir adelante a pesar de tener una psique bastante resquebrajada. Su esposo, interpretado por Gabriel Byrne en una labor acertada y también emocional, es la figura paterna tradicional en su austeridad, que termina por conformar una familia cuya existencia se siente real. La encomiable actuación de Collette es lo que consigue que el misterio de la construcción de la película en sí resulte intrigante, porque todo el segundo acto es básicamente acerca de cómo ella va perdiendo aparente contacto con la realidad y cómo sus acciones van perdiendo sentido ante los ojos de su marido, pero no de una forma directamente aterradora sino desesperante y triste. Esto lo lleva a aceptar la sugerencia de una mujer que conoció hace poco de intentar contactar con su hija mediante un ritual espiritista, y es recién ahí donde la película expone su verdadera naturaleza, pasando a tener una trama más tradicional.

Aun así, la visión de Aster se mantiene alejada de lo comercial y es su ojo lo que hace que la película no decaiga en ningún momento. No está nada interesado en hacer que la experiencia sea fácil ni que el desarrollo llegue rápidamente a su punto en cada escena, sino que va agregando más incógnitas y deja que estas se vayan entrelazando para un clímax apoteósico que tal vez resulte predecible para quien haya prestado mucha atención a los detalles, pero que no es menos intenso gracias a una banda sonora bien trabajada que mantiene la atmósfera, y la cámara de Aster que acompaña durante largos períodos de tiempo, dejando que la imponente caracterización de Collette haga gran parte del trabajo, sin recurrir en absoluto a trucos sonoros o efectos de cámara que abundan en casi cualquier película de terror de los últimos años que uno pueda mencionar.

Hereditary es una de esas películas capaz de meterse debajo de la piel a fuego lento. Se toma su tiempo en hacer efecto porque va construyendo la tensión mediante un sufrimiento muy personal, lo que hace que uno tenga la guardia baja cuando la cortina se cae y se revelen las maquinaciones ulteriores. Definitivamente no es para el público acostumbrado a los típicos jumpscares, de los cuales no hay uno solo en toda la obra. Se puede decir que es un terror más natural, que casi carece por completo de la artificialidad característica del género como la fotografía forzada en sombras o los escenarios deliberadamente construidos como si se tratara de una casa embrujada de parque de diversiones. Y así como se toma su tiempo en revelar su verdadero propósito, creo que por su ejecución tan genial también se toma su tiempo en desvanecerse de la mente.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 16 Promedio: 3.8
Acerca de Emmanuel Báez 2662 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D