‘Buscando’ es un intenso, emocionante y revolucionario cyber-thriller

La ópera prima de Aneesh Chaganty es una de las películas de misterio más emocionantes que vi en mucho tiempo, y es el primer «cyber-thriller contado completamente desde una pantalla» que realmente convence. Ninguna de las anteriores (Unfriended, Open Windows, etc.) me llamaron la atención más allá de pocos minutos porque se nota a kilómetros de distancia la superficialidad en la ejecución, y solamente funcionan si uno no tiene la más pálida idea de cómo funciona una computadora o una interfaz de usuario real. Es una de las razones por la cual siempre me sacan de la narrativa películas cuya trama usan de alguna forma una pantalla de computadora para alguna revelación importante o como parte de la misma historia, ya sea en mayor o menor medida. Ni hablar de las películas con hackers o personajes que son «expertos» en informática, que casi siempre son pura fantasía tecnológica.

Lo que Chaganty hace con Searching desde el principio es enfocarse en la verosimilitud, y aunque es evidente que se toman licencias para mantener la fluidez en la narración, el trabajo de animación y diseño es encomiable hasta el más mínimo detalle. Supongo que mucho de esto se debe a que el trabajo previo del director fue realizar comerciales en Google durante varios años, así que es alguien que entiende la importancia de contar esta historia en particular de la forma más realista posible, y el impacto que puede llegar a tener no solamente como «cyber-thriller», sino también como un relato con moraleja sobre la era de las redes sociales y la vida digital que llevan muchos adolescentes y jóvenes, además de las dificultades que atraviesan los padres al intentar relacionarse con sus hijos en pleno 2018.

La trama sigue a David Kim (John Cho) y Margot Kim (Michelle La), padre e hija que intentan seguir adelante con sus vidas luego del fallecimiento de Pam (Sara Sohn), madre de Margot y esposa de David. Luego de algunos intercambios algo incómodos en los que se da a entender que la relación entre ambos es real, pero algo distanciada, Margot desaparece y su padre empieza a buscar pistas en sus perfiles de redes sociales, a los cuales pudo acceder porque su hija dejó su notebook la última noche en su casa. David es un padre semi-actualizado y entiende lo suficiente de internet como para empezar a buscar pistas y anotar todo lo que pueda para ayudar en la investigación, que está siendo liderada por la Detective Vick (Debra Messing), que desde el principio se muestra muy interesada en el caso porque se siente identificada como madre. Todo esto es contado a través de la pantalla de la notebook de Margot y la de David, además de su celular.

El guion, firmado por Chaganty y Sev Ohanian es brillante, y estoy seguro de que la misma historia podría haber sido contada de una forma convencional, pero la decisión de hacerlo a través de una pantalla trae consigo un mensaje relevante acerca de la vida de los hijos en el mundo digital. A medida que David investiga las cuentas de Facebook, Twitter, e Instagram de Margot va descubriendo las migajas digitales que su hija dejaba a lo largo de la red, incluyendo otros sitios que luego descubre que también visitaba frecuentemente y donde contaba un poco más de su vida, lo que revela la problemática de la relación entre padres e hijos con una importante brecha digital. El balance de verosimilitud se eleva cuando David no sabe lo que es Tumblr o no entiende bien el concepto de fotografías stock, además de otros detalles que tienen que ver también con la actuación de Cho, que se muestra confundido ante el funcionamiento de ciertas plataformas web.

Como una buena película de misterio, la trama tiene sus giros inesperados muy bien trabajados, y cómo la atención al detalle es bastante minucioso, la película se presta a un segundo visionado porque ya hay más pistas en el camino de lo que David descubre mientras ayuda con la investigación. También hay un fuerte empuje emocional gracias a la banda sonora de Torin Borrowdalem, que sí se mantiene en lo tradicional pero que igualmente aporta lo suyo en cada giro y cada revelación. Searching es una película que les mantendrá al borde del asiento a medida que va pasando el tiempo, y con una duración de poco más de una hora y media, la historia no pierde foco y constantemente va agregando nuevos elementos que invitan a que uno mismo se invierta en la trama no solamente de forma emocional, sino también intelectual, lo que tiene un impacto inevitable en la forma veré películas de esta clase de ahora en más.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 3 Promedio: 4.3
Acerca de Emmanuel Báez 2649 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D