8 Episodios de ‘Escalofríos’ para asustarse con los hijos

Si esta noche de Halloween quieren pasarla en familia viendo algo que también incluya a los más pequeños de la casa, pero no quieren que se queden con un trauma a causa de esa película de terror gore que les gustaría ver, una excelente opción es ver episodios de una clásica serie de terror infantil que nunca pasa de moda, y que creo que debería revivir para introducir a los chicos a un género especial como es el terror.

Para eso me di una panzada de la mayoría de los episodios de Goosebumps, incluyendo los Especiales que jamás había visto en su momento, descubriendo algunas joyitas muy interesantes y que son buenísimas para devorarlas de una sola sentada nocturna. A continuación, una lista con los episodios más memorables y divertidos:

The Girl Who Cried Monster (Temporada 1, Episodio 1)

Creo que el primer episodio de toda la serie es un inicio perfecto que establece la naturaleza de todo Escalofríos. Una niña que acude mucho a la biblioteca empieza a sospechar que el señor que trabaja ahí es una especie de monstruo, y decide espiarlo para buscar evidencia y poder contarle a sus padres, que no creen nada de lo que dice. Eso encapsula muy bien la esencia del show, que es siempre acerca de niños en situaciones de terror, sin la ayuda de adultos, que por lo general están demasiado enfrascados en sus propios asuntos. El giro final del episodio es sencillamente tenebroso e inesperado, y sigue funcionando si superamos la mala actuación de la televisión de los noventa.

Night of the Living Dummy (Temporada 1, Episodio 12)

No es por nada el villano más popular de toda la serie. Creo que la mayoría de los niños estarán de acuerdo en que hay pocas cosas tan aterradoras como que tu muñeco favorito cobre vida, y que no sea al estilo Toy Story, sino más al estilo Child’s Play. La primera aparición de Slappy es genial y hay elementos sobrenaturales que hacen que su mitología sea más interesante que simplemente sea sobre un muñeco de tenga vida y ya. Lo mejor de todo es que el giro final no tiene para nada un espíritu de final feliz, como podría haber sido, sino hay un aura de terror que permanece y deja el mensaje de que esto es solo el principio y que todavía hay un gran viaje de terror adelante.

The Haunted Mask (Especiales 1 y 2)

Este especial podría ser una película apropiada para estos tiempos. Carly Beth es una chica como cualquier otra, estudiosa y bonita, pero a causa de que es muy asustadiza, todos siempre se aprovechan de ella, haciéndole bromas pesadas que por lo general tienen que ver con asustarla hasta el horror. Todo cambia en la noche de Halloween cuando roba una máscara atroz y se la pone con el objetivo de vengarse de dos compañeros que nunca la dejan en paz, pero la máscara se pega a su piel, cambiando su forma de ser. A pesar de la naturaleza simplista de la narrativa, hay una genial alegoría sobre el autoestima y las consecuencias del bullying que resulta muy interesante y atemporal.

Say Cheese and Die (Temporada 1, Episodio 13)

Este no es un episodio aterrador, pero sí muy entretenido porque juega un poco más con la ciencia ficción, además de que está Ryan Gosling cuando tenía 16 años y es increíble como su fisonomía no cambió para nada. Gosling interpreta a un chico que se topa con una cámara fotográfica cuyas fotos muestran un futuro funesto para la persona que salga en la misma, pero pronto descubre que el aparato es lo que está causando ese destino, y no que lo está prediciendo. Como en casi todos los episodios, hay padres incrédulos, algo de bullying, y un misterioso señor que tiene alguna conexión especial con el desarrollo de la trama.

Go Eat Worms (Temporada 2, Episodio 5)

Este no es un episodio particularmente aterrador, pero sí algo asqueroso. Todd es un chico amante de las lombrices, y por esa razón está preparando su nuevo proyecto de ciencias para hablar acerca de la vida de las lombrices, pero ellas ya están cansadas de tantos experimentos, por lo que deciden cobrar venganza. Así que aparecen lombrices en su cama, en su desayuno, en su almuerzo, y hasta en sus pesadillas, porque resulta que tienen hasta algo de alcance sobrenatural. Hasta ahí todo genera asco, pero cuando Todd cae en un agujero que da a una guarida subterránea en el bosque y se topa con una lombriz gigante, ahí que la cosa toma un tono más tenebrosa. No es un mensaje positivo para los chicos amantes de las ciencias, pero sí les hará tener más cuidado a la hora de comer un sandwich.

Scarecrow Walks At Midnight (Temporada 2, Episodio 12)

Dos hermanos viajan al campo como todos los años para pasar unos cuantos días con sus parientes lejanos, algo que disfrutan siempre por las distintas actividades del lugar. Sin embargo, este año todos actúan diferente y pronto descubren que los espantapájaros cobran vida de noche. Otro episodio que no es aterrador, aunque podría serlo con una dirección un poco más sobria. Sin embargo, es el diseño de los espantapájaros lo que realmente destaca en algunos planos cerrados que podrían haber pasado a la historia si fueran en algún proyecto cinematográfico. Tal vez se dieron cuenta de que podían asustar de más y decidieron hacerlo bien superficial y poco siniestro para no pasarse de la raya.

The Perfect School (Temporada 3, Episodios 8 y 9)

Algunos de los episodios más interesantes no son de terror, como la historia de Brian, que es enviado a una «Escuela Perfecta» simplemente porque le gusta hacer bromas pesadas a su hermano menor. Lo único de terror en el episodio son sus padres por semejante falta de control y autoridad, además de empatía. Sin embargo, el especial de dos partes se toma su tiempo y se desenvuelve como thriller de misterio y termina con algo de ciencia ficción que apela a los miedos propios para generar algo de espanto, porque pocas cosas son tan inquietantes como un clon de uno mismo que se comporta demasiado bien.

The Blob That Ate Everyone (Temporada 3, Episodio 2)

De todos los episodios que vi cuando era chico, este es el que más permaneció en mi memoria porque me hizo pensar mucho en el poder de la imaginación. Zack es un muchacho que ama escribir historias de terror, y cuando se topa con una máquina de escribir antigua, sus historias empiezan a cobrar vida, incluyendo la masa gigante que devora personas, que es obviamente un homenaje infantil y superficial a The Blob en cualquiera de sus dos versiones. Zack descubre después que el poder no estaba en la máquina sino en su propia mente, salvando vidas antes de que sea demasiado tarde. Estoy seguro de que después de haberla visto me habré sentado a escribir alguno que otro cuento de terror que inventé cuando era chico.

Acerca de Emmanuel Báez 2656 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D