11 Películas clásicas, de culto, y otras rarezas para ver en YouTube

Finalmente sucedió lo que siempre deseamos, nuestras vidas se convirtieron en una película. Tal vez no pasó exactamente como lo habíamos pensado, pero tratemos de no arruinar este evento único con malos pensamientos. La ficción se convirtió en realidad y más nos vale sacar lo mejor de la situación. Estamos encerrados en nuestras casas, así que lo recomendable es empacharnos de películas y comida. Tanto la dieta, como el mundo exterior, pueden esperar.

Me propuse hacer una lista de films para plataformas no tan sofisticadas, una lista pirata para los que nos rehusamos a darle el gusto al Gran Hermano y consumimos cine desde la teta del celuloide, los que arrancamos nuestras películas silvestres del séptimo árbol, sin procesar, vírgenes, inmaculadas, es decir, para los tercos que nos negamos a modernizarnos y seguimos bajando pelis, o las vemos online en alguna página de cuarta, pero nunca, ¡NUNCA! de Netflix, Amazon Prime, HBO Go ni ninguno de esos servicios desalmados.

Así que acá va una lista de 11 pelís clásicas, de culto y otras rarezas  que pueden encontrar en el buen Youtube para disfrutar en la cuarentena. Todas subtituladas.

Observación: Para efecto dramático, es recomendable verlas desde su teléfono.

Wings of Desire, (Der Himmel über Berlin) 1987, Win Wenders

Empecemos con algo lindo para que calme un poco los aires. La obra maestra del director alemán nos cuenta la historia de un ángel, que cansado de su anónima existencia, se enamora de una trapecista de circo. Bruno Ganz con su maravillosa y cálida presencia encarna al ángel protagonista, que con sus frecuentes soliloquios va descubriendo lo enamorado que está de lo que le es ajeno. Las imágenes en blanco y negro de un precioso Berlín y el carácter filosófico del film nos van poniendo en perspectiva nuestra propia naturaleza humana.  Más tarde, Nicolas Cage y Meg Ryan protagonizarían el remake yankie, City of Angels, uno de esos placeres culposos de los 90.

Ver Wings Of Desire

The Village, 2004. M. Night Shyamalan

Shyamalan estaba destinado a convertirse en el próximo Spielberg, tenía la elegancia, las historias, tenía la magia… lastimosamente el director se acercó demasiado al sol y su carrera se vino a pique precipitadamente. Después de años reapareció con la más que buena The Visit, para luego sorprendernos con Split. Cuando anunciaron la secuela, las expectativas estaban medidas, la cosa podía salir tan bien como mal, pero al final Glass resultó ser un decepcionante cierre de una trilogía que verdaderamente, nadie pedía.

Cuando se menciona la racha ganadora de Shyamalan, se suele citar a Signs como su última gran película, yo estoy en desacuerdo, ya que The Village es un excelente folk horror que cuenta con un cast estelar y merece ser vista por todos.

Ver The Village

Sunrise: A Song for Two Humans, 1927. F.W. Murnau

Al hablar de Murnau, por lo general le otorgamos el mote de maestro del terror, y es perfectamente válido, obras como Nosferatu y Fausto son piedras angulares tanto del género como del expresionismo alemán, influenciando a cientos de películas posteriores.  La verdad es que el director estaba igual de interesado en la condición humana y los conflictos cotidianos. Hacia la mitad de la década del 20, Murnau firmó contrato con la Fox para realizar Sunrise, su primer film hollywoodense mudo, un ejemplo perfecto de drama campestre y una de las películas más hermosas que vi en mi vida.

Acá hice trampa ya que Sunrise no cuenta con subtítulos, pero no es necesario, basta con ver el maravilloso rostro de Janet Gaynor para comprenderlo todo, es un profundo mapa de las emociones más complejas. La actriz fue la primera en recibir un premio de la Academia en la categoría de Mejor Actriz.

Al recomendar estos films de Murnau revelo mis intenciones canallescas, mi objetivo es que descubran que youtube es una de las más amplias bibliotecas del cine mudo y se queden enganchados con estas fantásticas obras. Le echen un ojo al Phantom Carriage de  Victor Sjöström, al Haxan de Benjamin Christensen o porque no, mátense de risa con The General de Buster Keaton. Obviamente vean El Gabinete del Doctor Caligari si todavía no lo hicieron.

Ver Sunrise: A Song for Two Humans

Horror Express, 1972. Eugenio Martin

Un antropólogo viaja en tren hacia Berlín llevando consigo una caja con los restos de una misteriosa criatura primitiva. Obviamente todos sabemos lo que va a pasar después.
Esta coproducción española-inglesa se da el lujo de tener a Christopher Lee y Peter Cushing como las estrellas del film, de hecho, esta es una de esas raras ocasiones en que la dupla icónica comparte el slot de héroes codo a codo, ya que por lo general desempeñaban el rol de enemigos mortales en películas como Drácula y Frankenstein. Horror Express es pura atmósfera y elegantemente va destejiendo su trama, poniendo todas las piezas en su lugar, con excelentes actuaciones por parte de los actores secundarios y efectivas secuencias de terror y acción. El film es simplemente una joya.

Esta  es la segunda adaptación al cine de la novela «Who Goes There?» de John W. Campbell Jr, siendo la primera The Thing From Another World (1951), si bien los film toman inspiración del mismo material, no se parecen en nada.

Ver Horror Express

Garden State, 2004. Zach Braff

Esta peli seguro la vieron hace tiempo en Cinecanal, pero no está demás recomendarla.
Escrita, actuada y dirigida por la misma persona, Garden State es una comedia dramática que brilla por la honestidad de sus protagonistas. Al mismo tiempo, uno podría declarar exactamente lo contrario, que los personajes son falsos y que es un montón de basura pseudo hípster. Aunque ya estamos grandes como para seguir utilizando esa palabra, no? Más allá de nuestro cinismo, está por demás claro que el film se hizo con mucho cariño y dedicación, reflejándose en cada una de las escenas. Además, este film me hizo conocer The Shins en una de las mejores secuencias del film, así que todos los puntos del mundo para él. Actúa también Natalie Portman en uno de los papeles más adorables de su carrera.

Ver Garden State

Street Trash, 1987. J. Michael Muro

Ok, acá se fue al demonio todo. Street Trash es pura magia B y uno de esos clásicos negados de los 80. La cinta es grotesca, vulgar, ofensiva, pero por sobre todo, demasiado divertida. A partir de una premisa absurda: “Una bebida tóxica es vendida a los diferentes vagabundos de la zona”, la peli va explorando la vida de los desamparados y más carenciados, saltando del humor negro al body horror y de la crítica social a la acción en cuestión de segundos, creando un espacio para que se den las situaciones más inverosímiles, desde lo más decadente hasta lo más satírico.

Street Trash forma parte del selecto súb género llamado «melt movies«, otros ejemplos son The Incredible Melting Man (1977) y Slime City (1988). Si se quedaron con ganas de cosas nauseabundas derretidas, échenle un ojo a esas dos.

Este es el único film del director, más tarde abandonó la silla y empezó a abrirse paso como operador de cámara y director de fotografía. Una lástima.

Ver Street Trash

Pit and The Pendullum, 1961. Roger Corman

Por un lado lo tenés a Vincent Price, uno de los tipos más capos del mundo, sus contribuciones al género de terror vienen en todos los colores y tamaños; por el otro, a Roger Corman, el maestro del cine de bajo presupuesto (los amantes del cine B, busquen sus rip offs de Alien). Añadile el elemento Edgar Allan Poe y tenés Pit and The Pendullum, un film que toma un poco de la esencia del “old dark house” y lo mezcla con esa cosa gótica propia de la mente del escritor. La escenografía y el estilo produjeron numerosos clones italianos, que trataron de imitar la fórmula pero con resultados bastante aburridos. El único pecado en el cine es ser aburrido. Barbara Steele, que venía fresca de Black Sunday completa el elenco.

La dupla Corman/Price continuaría produciendo exitosas adaptaciones de las historias de Poe. En The Masque of Red Death (1964) por ejemplo, lo tenemos al actor en su estado más villanesco.

Ver Pit and The Pendullum

Si quieren más de Vincent Price, acá va una versión de Last Man On Earth (1964). Basada en I Am Legend de Richard Matheson, pero a color.

Blood and Black Lace ( Sei donne per l’assassino), 1964. Mario Bava

Los films detectivescos inspirados en las novelas de Edgar Wallace gozaban de gran popularidad en Europa, estos se enfocaban más que nada en el proceso policial y en la misteriosa identidad del asesino. Mario Bava, aburrido de los clichés del género, amplificó el horror y el sexo, concentrándose especialmente en la secuencias de asesinatos. El director había creado así las bases del subgénero giallo. Bava contribuyó no solo en el esqueleto conceptual sino también en el estilo, creando así una escuela estética desarrollada luego por Dario Argento, Sergio Martino y otros directores.  

Bava seguiría explorando esta fórmula hasta llegar a Bay of Blood (1971), donde se pondrían los cimientos del slasher yankie al introducir el elemento de violencia gratuita.

Ver Blood and Black Lace

De yapa va un slasher del 76, pre Halloween. Alice Sweet Alice

Winter Light (Nattvardsgästerna), 1963. Ingmar Bergman

Ya que seguimos de duelo por la partida de Max Von Sydow, dediquémosle una película. Su participación en Winter Light es pequeña, pero lo suficientemente contundente para hacer que el protagonista, un cura de parroquia, dude de su propia fé, dando puntapié al dilema moral del film:  Dios es amor, o simplemente un monstruo que se regocija del sufrimiento humano? Cada uno tendrá que responder eso. Winter Light vendría a ser la segunda parte una serie de películas del director sueco, enfocada en la espiritualidad,  Through A Glass Darkly (1961) y The Silence (1963) completan la trilogía.

En el 2017 se estrenó First Reformed, firmado por Paul Schrader (Hardcore, American Gigolo) que es una especie de remake de Winter Light, donde el director se aprovecha de sus antecedentes de ultra violencia para darle un giro a su impronta. Es de lo mejor del 2010.

Ver Winter Light

Cronos, 1993. Guillermo Del Toro

El debut como director del mejicano es una pequeña obra maestra del terror y una fantástica reinvención del mito vampírico, donde vemos por primera vez su estética gótica registrada de cuento de hadas. Del Toro ha estado obsesionando con los vampiros desde pequeño, ya más tarde en su filmografía, seguiría explorando sus misterios  al ponerse detrás de las cámaras de la excelente Blade 2, y hasta sacaría una trilogía de libros que luego se adaptaría en serie de TV, The Strain. En esta versión, el vampirismo es una especie de enfermedad provocada por una especie de parásitos.  ¡Va para la lista!

Conforman el elenco de Cronos, un genial Fernando Luppi como el trágico protagonista y Ron Perlman, dando puntapié a una carrera de colaboraciones con el director.

Ver Cronos

Hablando de vampiros, acá va una de George A. Romero. Ajá, el director también flirteó con los chupasangres. Martin, del 77.

Night of the Living Dead, 1968. George A. Romero

Y ya que estamos con Romero, hablemos de una película que entra en la categoría de “Films que todos dicen haber visto, pero que nadie lo hizo”. NOTLV es la piedra angular del género zombie tal cual lo conocemos, es el que abandonó el origen vudú y puso las nuevas reglas: los muertos volvían a la vida porque el infierno se quedó sin espacio. No solo eso, el film es revolucionario porque cuenta con un actor afroamericano como protagonista, impensado hasta ese entonces. Cada entrada en la trilogía original de Romero es una astuta crítica a la sociedad norteamericana de la época, siendo Night un ataque al costumbrismo y racismo , Dawn of the Dead (1978) una mirada a la cultura consumista y Day of the Dead (1985), una denuncia a la militarización del estado. El director siguió ampliando la saga, pero ninguna alcanzó los niveles de calidad de las primeras.

Ver Night of the Living Dead

Sugiero una de esas películas que aparecieron gracias al boom zombie. Messiah of Evil, del 73.

Bonus Track:
Stop Making Sense, 1984. Jonathan Demme

La extravagancia de Talking Heads y David Byrne están al máximo en este documental concierto dirigido extrañamente por Jonathan Demme, el mismísimo director de Silence of the Lambs. El film empieza en un escenario, con Byrne y su guitarra interpretando Psycho Killer en un entorno minimalista, a medida que van sucediéndose los temas,  la escenografía va convirtiéndose en algo más elaborado, agregando músicos y coristas para desencadenar en un gran ensamblaje de artistas donde la energía es casi palpable. La idea es mostrar a la música como un animal en constante evolución. Después de ver Stop Making Sense quedarán maravillados y agotados.

Si en esta  época de cuarentena vamos a estar sentados viendo películas, que mejor que mover el esqueleto y bailar un poco.

Ver Stop Making Sense

Acerca de Claudio Guzmán 13 Articles
Me gusta el cine, la música, la mitología griega, los amaneceres y las largas caminatas en la playa... Si me eliges, te prometo buenas conversaciones y ser un mal amigo fiel.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D