10 Grandes Películas de Terror opacadas por otras similares

En ocasiones un film resulta un exitazo tanto de taquilla como de crítica; algunos conllevan una revolución silenciosa cambiando lentamente el paisaje cinematográfico actual para convertirse en paradigma en años posteriores; mientras que otros, con menos suerte, sufren de ser eclipsados por otros films similares y más populares para luego ser metidos en la misma bolsa, catalogados de copias baratas y sin oportunidad de defenderse. Algunos de estos films son verdaderas joyas y se les tendría que hacer justicia.

Acá hay 10 ejemplos perfectos para ser explorados esta noche de Halloween. La recomendación es verlos a las 3 de la madrugada con la puerta semi abierta, ya que no solo son excelentes películas, sino que también son realmente terroríficas (a excepción de 3 que son más divertidas que de miedo).

The Blood on Satan’s Claw, 1971. Piers Haggard

«Esa es la verdadera mirada de una persona poseída» – dijo mi novia al ver una escena del film, erizándome la piel. Realmente no le pregunte bien cómo lo sabía, pero la frase se me impregnó en la mente. The Blood on Satan´s Claw cuenta la historia de un pueblo inglés en pleno siglo XVII donde a raíz del desentierro accidental de los restos del diablo, sus jóvenes empiezan a rendirle culto. Es folk horror en su máximo esplendor. La cinta es un deleite en la construcción de la tensión y suspenso, edificando de forma meticulosa su pequeño universo. Concebida originalmente como una antología de 3 cortos, durante las reescrituras del guión se decidió transformar acertadamente en una historia completa. El único problema del film es estar sandwicheado entre Witchfinder General (el clásico de Vincent Price del 68) y The Wicker Man (1973) que son films que gozan de mucho mayor éxito.

Deranged, 1974. Jeff Gillen & Alan Ormsby

Los crímenes del asesino y ladrón de tumbas Ed Gein han sido uno de los casos más impactantes para el pueblo norteamericano, a tal punto de embeberse en la cultura pop para siempre. En el cine varios clásicos se han nutrido del mito del malogrado Gein: Psycho (1960) y Texas Chainsaw Massacre (1974) son dos de los grandes ejemplos. La cinta de Hitchcock es elegante, lo opuesto total a The Texas Chain Saw Massacre que se destaca por su crudeza y perversidad. Durante años traté de encontrar algo similar al estilo de Tobe Hooper sin éxito. La ironía es que no tenía que buscar muy lejos. Estrenada no solo el mismo año que Chainsaw, sino que muchos meses antes, Deranged hace un repaso más fiel (aunque ficcionalizado) de la historia de Ed Gein, y al igual que TCM utiliza el terror mezclado con humor perturbador y la estética documentalista para hacerlo.

Alligator, 1980. Lewis Teague

El «natural horror” fue un subgénero de moda en los 70. Tenías pelis de hormigas, abejas, perros, pirañas, osos, conejos, etc. Si había un bicho, tenía su contraparte asesina en el cine. Una de las mejores películas se escabulló hacia los ochenta, la excelente Alligator. Este film no es un super-clásico, pero debería de serlo, ya que no solo es uno de los mejores “clones” de Jaws, sino que es una de las mejores cintas de animales asesinos en general. Punto! El mito de «Cocodrilos en las Alcantarillas» es explorado en el genial guión de John Sayles (Piranha, The Howling…), mordaz, satírico y mucho más inteligente de lo que nos tienen acostumbrados esta clase de films. Alligator entra más en el ámbito de “peli de monstruos” que de terror y sus excelentes efectos a escala, la tensión, la dinámica de los personajes y la peculiar actuación de Robert Forster elevan la película convirtiéndola en un clásico iconoclasta.

Rabid Dogs (Cani arrabbiati), 1974. Mario Bava

Tres civiles son secuestrados por un grupo de criminales. Este no es un film de terror per se, pero la decadencia y nihilismo humano causa alta impresión y deja con un sabor amargo al terminar. Bava optó por una propuesta más realista y cruda, a lo Lucio Fulci, en comparación a su tradicional estilo de colores radiantes y elegante trabajo de cámara. El film fue uno de los últimos en la carrera del director italiano, y al igual que sus trabajos contemporáneos, estuvo sumido en muchísimos problemas: uno de los productores del film cayó en bancarrota y Rabid Dogs estuvo guardado por 20 años aprox. Finalmente fue re editado y lanzado en DVD en 1995. En el 2002, el hijo de Mario lanzó una versión restaurada con material inédito llamada Kidnapped, se arma una confusión ya que en total hay 5 versiones del film. Lastimosamente Bava falleció en el 80 no pudiendo ver a su pequeña obra maestra gozar de ningún éxito.

Texas Chainsaw Massacre: The Next Generation, 1994. Kim Henkel.

TCM 4 tiene la fama de ser la peor peli de la franquicia, tiene tan mala reputación que a Renée Zellweger, la protagonista, le da vergüenza mencionarla. Personalmente creo que es la segunda mejor después de la original. Kim Henkel, el co-escritor de la original toma la posta como director y gran parte de ese caos familiar del primer film permea en esta. Nuevamente, la cinta es de recontra bajo presupuesto lo que contribuye a la atmósfera, lo más importante en cualquier film de terror. Hay 2 puntos a destacar: por un lado tenemos la mejor actuación de Matthew McConaughey que van a ver en sus vidas y por el otro, a un Leatherface transformista que hace que la peli se eleve a un nuevo nivel de absurdo, y justamente por eso mismo TCM4 funciona tan bien, porque hacia la media hora final se deja ir por completo, como si fuese un perro corriendo por el parque sin correa.

Blacula, 1972. William Crain

Lo que a simple vista parece un blaxploitation de bajo presupuesto y un twist ridículo al mito de Drácula, es también una de las historias más conmovedoras de vampiros que van a ver. William Marshall, el actor principal se tomó muy en serio lo de ser el primer Nosferatu negro, así que se encargó de otorgarle la dignidad que merecía el personaje y no dejarlo caer en los estereotipos, trabajó junto a los productores para crearle un pasado y un colchón emocional: Mamuwalde era un príncipe africano que sucumbió ante el vampirismo a raíz de una traición, se hacía de esta forma una especie de denuncia racial. En su objetivo de humanizar a Blacula, el film lo convierte finalmente en un héroe trágico, en un vampiro fuera de su elemento, lejos del villano clásico. Tal vez se pierde un poco de horror, pero se gana un fantástico estudio de personaje, al ritmo de gritos nocturnos, soul y disco.

Halloween III: Season of the Witch, 1982. Tommy Lee Wallace

A estas alturas todos tendrían que haber visto este film ya sea por ser simpatizantes de la saga o simplemente por la curiosidad de ver el primer y único film de la franquicia en no contar con Michael Myers. John Carpenter tenía la intención de convertir a Halloween en una antología de diferentes historias de terror. El rechazo por parte de los fans puristas y las malas críticas, dieron como resultado un fracaso de taquilla. Para la cuarta entrega, Michael Myers regresaría. La verdad es que SotW es una peli super interesante que si no estaba asociada con la franquicia Halloween podría haberse convertido en un clásico de la fecha ya que cuenta con una nueva OST de Carpenter, buenos efectos, atmósfera e historia, ¡¡¡y la actuación del capo de Tom Atkins!!! Además, si les gusta romantizar, podríamos decir que cada film de Carpenter forma parte de una gran antología de Halloween.

The Void, 2016. Steven Kostanski y Jeremy Gillespie

La desapercibida The Void forma parte de esa ola de revisionismo ochentoso de la cuál Stranger Things se convirtió en el principal exponente. La verdad es que desde el 2009 ya se estaban flirteando con estos estilos de la mano de The House of the Devil, Drive y You’re Next, pero hasta el 2014 nadie había realmente explorado la otra faceta de los 80: su fascinación con los monstruos. Los directores tomaron el template de Prince of Darkness y The Thing de John Carpenter, y construyeron a partir de ahí, entregándonos algo que muy pocos se animan a hacer: una peli con efectos especiales artesanales, a lo old school, utilizando lo menos posible el CGI. No solo eso, The Void es un film lovecraftniano, algo que realmente escasea en el cine y que otorga la oportunidad a los realizadores para presentarnos iconografía y criaturas originales. 

Noroi, 2005. Kōji Shiraishi

Estrenado hacia finales de la euforia J-horror, el film es una de las últimas joyas de la era y, sin embargo, está enterrado injustamente entre tantos imitadores de Ringu y Ju-On. Mitad documental falso, mitad found footage, Noroi sigue a un documentalista que investiga una serie de eventos paranormales que nada tienen en común. A través de entrevistas y materiales de archivo se nos va presentando un argumento que de a poco va tomando sentido y forma. El film no es lento, pero si se toma su tiempo en construir una historia acerca de demonios y rituales, dejando que la audiencia misma escudriñe las pistas y ate los cabos a partir de «plays» y «stops» constantes que se encargan de tranquilizarnos con la develación de pequeñas piezas de información para luego aterrorizarnos con descubrimientos inexplicables. Lo único que Noroi pide es paciencia, la recompensa es uno de los finales más terroríficos del género.

Xtro, 1982. Harry Bromley Davenport

Un padre de familia es raptado por extraterrestres y a los 3 años vuelve a reunirse con ellos, marcando para siempre sus vidas. Esta premisa es sencillamente la justificación para ofrecernos una larga lista de extravagancias que logran convertir a Xtro en una de las cosas más raras que van a ver. Catalogada como un rip-off inglés de Alien y/o ET, la peli es mucho más que eso, incluso me atrevería decir que es una de las grandes genialidades involuntarias de los 80, pura magia B. En una entrevista, el director confesó que cualquier solicitud hecha al productor, este se la concedía: “¿Querés una pantera? ¡La tenés!” Y realmente así se siente el film, excesivo en su pastiche de diversidad de tropos del género: marcianos, body horror, payasos, padres mutantes, niños creepy, 15 minutos lisérgicos… todo. Eso contribuye a que el film sea de lo más impredecible y que mejor que eso en el cine de terror, ¿verdad?

Acerca de Claudio Guzmán 12 Articles
Me gusta el cine, la música, la mitología griega, los amaneceres y las largas caminatas en la playa... Si me eliges, te prometo buenas conversaciones y ser un mal amigo fiel.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D